Restaurante Casa Antonio en Goián, una historia de película dando de comer y de dormir

go1

El Restaurante Casa Antonio en Goián, en el ayuntamiento de Pantón lleva 27 años funcionando, comenzó como una cantina-tienda de aldea y hoy ofrece docenas de comidas todos los días y abrió una pensión. Su propietaria, María Teresa Pedreira Fuentes, recuerda así los inicios, “Hace unos 27 años, habíamos cogido la tienda de la aldea y en ese momento nos pareció poco porque comenzaban a abrir los supermercados y las tiendas de aldea iban a menos, cambiamos de local y hicimos este bajito con la tienda y le hablé a mi marido de dar churrasco y después ir mirando que más podíamos ofrecer.”

Fue medio año después de abrir la tienda que comenzaron a dar comidas e ir aumentando poco a poco. Restaurante Casa Antonio cierra los martes, durante la semana atiende a unas 70-80 personas diarias y en los fines de semana llega a 120, que acuden principalmente a comer. Precisamente los menús del día los comenzaron a dar para ofrecer este servicio con variedad para cada día a las personas obreras, “viene gente de todos los lados, por la semana tenemos mucha gente obrera que trabaja en la zona y busca un lugar en el que sentarse a comer, gente de A Coruña y deOurense que viene a propósito a comer con nosotros, gente que viene al Balneario o turistas que vienen a ver el románico o la Ribeira Sacra. Estas personas nos buscan, nos ven en Tripadvisor, por internet, por Facebook y por los buenos comentarios se animan a venir a comer y vienen.”

Después de casi tres décadas María Teresa Pedreira se muestra muy satisfecha de como evolucionó su proyecto, “Nunca jamás en la vida lo pensé, hoy tenemos problemas para encontrar gente para trabajar. Tenemos tabajo, hay demanda, pero no encuentras gente para trabajar. Sientes pena porque piensas en lol que luchaste para llegar aquí, con el trocito que comencé decía yo algún día veré este comedor lleno? Y algún vecino me dijo, no te llegará y si no lo verás con el tiempo y así fue. Luego estábamos mi marido, mis hijos y yo solos y ahora tenemos 6 empleados y nosotros y muchas veces no damos hecho. Nunca me imaginé esto porque además aquí tienes que venir ex profeso. En Ferreira tienes los bancos, el ayuntamiento, el centro de salud, te desplazas allí y encuentras bares y restaurantes y aquí tienes que venir a lo que vienes, a la tienda, tomar un café o a comer, no hay farmacia, no hay ayuntamiento”.

En su cocina, Restaurante Casa Antonio, ofrece además de churrasco platos típicos gallegos, con el objetivo de seguir manteniendo la cocina gallega de siempre, callos, empanada, cocido, guisos,… y todo con productos de la tierra.

En agosto del 2019, el año antes de la pandemia, al servicio de tienda y restaurante se sumaba el hospedaje. Parte del equipo de rodaje de la película de Dani de la Torre, Life is live, utilizó estas habitaciones en el 2020, “En la pandemia tuvimos gente porque al ser gente desplazada por trabajo le podías dar pensión. Después se comenzó a rodar Life is Live, nos solicitaron habitaciones, teníamos el tema a punto de acabar y lo finalizamos porque sabíamos que teníamos gente para 3 o 4 meses y ahí comenzamos a funcionar y estamos muy contentos.”

Por el momento cuentan con 10 habitaciones con posibilidad de llegar a 20, “Comenzamos con la planta de abajo y ahora estamos pensando comenzar con la segunda, por trabajo nos animamos porque vemos que funciona y que viene gente a la zona de todos los lados y nos solicitan habitación, pero como se encarecieron las cosas le estamos dando vueltas.”.”

Además de ir ampliando, Pedreira conserva la tienda con la que comenzó todo, en algún momento se planteó dejarla, pero está convencida de que presta un servicio que no se debe perder, “La tienda es un cariño que yo quiero conservar porque en la aldea tenemos gente mayor, gente que siempre vino y sigue venido. Las abuelas de la aldea que no pueden desplazarse, que no todos los días pueden pagar un taxi para ir a Ferreira o que se les olvidó algo, a mí tampoco me ocupa mucho y digo, este pedacito de tienda de la aldea que es enxebre pues lo dejamos así, no me atrevo a sacarla.”

María Teresa Pedreira destaca el dinamismo que hay en la aldea de Goián y asegura que después de la pandemia la gente se está moviendo mucho más que antes, "“La gente tiene más ganas de vivir, de disfrutar, de estar, compartir…. Psicológicamente te sientes muy contenta y emocionada porque sabes de aldeas que mueren sin gente y aquí ves que cada día la gente se anima a venir, vienen y te pregunta si hay casas para alquiler o compra. El pueblo intenta crecer y sigue creciendo y el vecindario y la gente joven intentan también que la aldea no vaya abajo. Cada día dicen que van a hacer esto y aquello otro, un Carnaval más grande, colaboran en que no muera la aldea…”

 

Guítara, Pereiro, Gallegos y Salcedo estrenan el año con servicio de abastecimiento de agua y varias instalaciones municipales presentan mejoras

El Ayuntamiento de Pantón termina numerosas obras de abastecimiento de agua, cumpliendo así el compromiso hecho hace un año por el alcalde, José Luis Álvarez, de intentar que todo el vecindario tenga este servicio.

Por una parte el equipo de gobierno acometió íntegramente el agua de Guítara con 80.000€ y dotó de agua a los núcleos de Pereiro y Gallegos con 50.000€. También con 50.000€ de presupuesto se llevó el colector de agua a Salcedo en Moreda a través del Plan Único.

Además de otras obras de abastecimiento que se ejecutan a través de Augas de Galicia, se finalizaron varias obras de mejora de distintas instalaciones municipales, como la remodelación del Pabellón Municipal a la que se dedicaron 150.000€ para arreglar el techo, acondicionar suelos y vestuarios y pintar las instalaciones.

En la Casa Consistorial y en la Casa de la Cultura, el equipo de gobierno dedicó 50.000€ para mejorar la accesibilidad en la primera con la instalación de un ascensor y se mejoró el canal de agua de la Casa de la Cultura para evitar filtraciones de agua al interior.

José Luis Álvarez muestra su satisfacción por el final de estas obras que “mejorarán la calidad de vida del vecindario en estos núcleos con el servicio de agua y las actuaciones que beneficiarán a los usuarios/as de estas instalaciones municipales, pabellón, casa de la cultura y casa consistorial.” Para este 2023, José Luis Álvarez, destaca en estos primeros meses el final del proyecto de las residencias que la Fundación San Rosendo ejecutará en Pantón para comenzar las obras en breve, después de que el convenio esté ya firmado.

es_ESEspañol